Beautiful Blog

Palacio sin libertad

El director del centro cultural Lajee nos invitó a cenar en su casa después de haber terminado nuestro voluntariado.

Shala vive en una casa cerca del centro del campo de refugiados Aida (Belén, Palestina) con su esposa y sus cuatro hijos. La casa tiene cuatro pisos, una sala de estar muy grande, cocina, la habitación principal tiene su propio baño y en la terraza gigante su hija de cuatro años puede andar en triciclo y dar varias vueltas alrededor. Su hijo de tres años juega con las docenas de juguetes que están esparcidos por el suelo.

Desde la terraza, el edificio más alto que se puede ver es la torre de vigilancia israelí. Por la noche, una luz que proviene de la torre de vigilancia apunta de izquierda a derecha e ilumina la terraza de Shala de vez en cuando. Es una luz que recuerda la falta de libertad no solo de esta familia de clase media alta que vive en una especie de palacio, sino del resto de vecinos del campo que viven controlados de noche y de día.

Post a Comment