La escuela de Nkabika

Visitaba, junto a mi compañero y trabajador social Told, las familias con más problemas de la comunidad de Nkabika en Mazabuka (Zambia). Allí, llegué a una casa cuyo dueño no tenía dinero para enviar a sus hijos al colegio. Y no sólo eran los suyos. La pobreza y otros factores habían hecho que muchos niños estuvieran en sus casas sin hacer nada. Me ofrecí a darles clases todas las mañanas.

Junto con mi compañero y Mr Shabalu movilizamos a las familias más desfavorecidas que no podían pagar las tasas de educación de sus hijos y hablamos con el jefe de la comunidad que nos ofreció el mercado para dar clases, un espacio casi abandonado donde solo dos mujeres vendían algunos alimentos. Dos profesores voluntarios se unieron al proyecto, mis compañeros y jefes de DAPP en Zambia me apoyaron en la iniciativa, los padres de los niños también ya que la escuela pública más cercana estaba a varios kilómetros y las privadas eran demasiado caras.

Así fue cómo nació el proyecto de la escuela de Nkabika, que ofrece educación a cerca de 70 niños de entre 3 y 11 años provenientes de familias muy vulnerables. La mayoría son huérfanos o sus familiares no pueden hacer frente a los gastos de escolarización. 

Cuando iba con mi bici atravesando los campos de caña de azúcar, en lo que más pensaba era en darle continuidad: hablamos con Zambia Sugar, con DAPP, con el Ayuntamiento…

A mi vuelta y gracias a Félix, Rafa y al sindicato de educación Steilas y su fondo Eilastasuna este proyecto tiene la esperanza de continuar en el futuro. El objetivo es ofrecer educación básica a estos niños, fomentar el aprendizaje, ayudar a sus familias en la lucha contra la pobreza e impulsar su desarrollo ya que en el futuro serán ellos los líderes de su comunidad.

Si cada un@ de nosotr@s donamos 1€ al mes, este proyecto seguirá adelante. ¿Te sumas?

https://www.teaming.net/laescueladenkabika-zambia