Beautiful Blog

Viaje por Asia

En estos meses…

He visitado 11 países

He cogido 13 aviones, no sé cuántos trenes, autobuses, barcos, ferrys, motos, tuk-tuk…

He hecho excursiones, trekkings, submarinismo, snorkel…

Me he sacado el título de buceo.

He hecho un curso de meditación

He comido arroz y noodles el 95% de los días. He intentado probar toda la comida local posible.

He visto ballenas, orangutanes y monos narigudos, delfines, tortugas, serpientes, rayas gigantes, dragones de Komodo y animales que nunca había visto antes. También he tenido geckos, arañas, hormigas y cucarachas en mi habitación y he sentido miedo con los monos y perros callejeros.

He visto la flor más grande del mundo.

He recorrido kilómetros observando palmeras, mares, lagos, montañas, arrozales…

Me han acribillado los mosquitos, he cogido chinches y he tenido un accidente de moto.

He vuelto a coger la moto después.

He olvidado los días de la semana.

He conectado más con la naturaleza.

He seguido más mi intuición.

He confiado más en la gente.

He estado en playas paradisíacas y he visto los mejores atardeceres de mi vida.

He subido montañas y volcanes, y he visto los mejores amaneceres de mi vida.

He llegado siempre a todos los sitios aunque no he mejorado mi orientación.

He conocido a almas gemelas.

He disfrutado hablando con gente que tiene muchos sueños, inquietudes, ganas de comerse el mundo, ganas de cambiarlo.

He conocido a gente desagradable y poco legal pero ha sido una minoría.

He disfrutado de la soledad y también la he sufrido.

He aprendido de las costumbres locales y de su forma de ver la vida.

He vuelto a experimentar una y otra vez la hospitalidad de la gente.

He llorado de alegría, de rabia y también de pena.

He tenido días duros y otros inolvidables pero he aprendido de cada uno de ellos.

He vivido todo de forma más intensa. He superado miedos.

He cogido más confianza en mí.

He aprendido de mí misma, de que cualquiera puede ser capaz de hacer un viaje así. No hay que ponerse barreras, solo hay que lanzarse.

Me he sentido LIBRE.

He agradecido muchas veces al universo por haberme regalado esta gran aventura, una experiencia inolvidable y una lección de vida única.

 

Post a Comment